APLICACIONES ZOMBIES

Te informamos sobre qué son y cómo mantener tus dispositivos libres de ellas.

¿Has oído hablar sobre las aplicaciones zombies? Son servicios, páginas y aplicaciones que requieren que crees un usuario y contraseña para acceder, pero que luego no vuelves a utilizar. Por ejemplo:

  • Pruebas gratuitas de aplicaciones.
  • Plataformas para comprar entradas.
  • Aplicaciones de entrega a domicilio.
  • Canales de entretenimiento.
  • Plataformas de compra o intercambio de bienes y servicios.
  • Revistas o diarios digitales.
  • Juegos en línea.

Estas aplicaciones representan un riesgo para la seguridad, ya que son inicios de sesión inactivos que permanecen almacenados en las bases de datos de las empresas proveedoras de estos servicios y aplicaciones, siendo susceptibles de ser vulneradas por ciberdelincuentes.

En muchas ocasiones, para evitar crear un nuevo usuario y contraseña, nos conectamos a estos servicios y aplicaciones a través de nuestras cuentas de redes sociales. Sin embargo, esto implica un riesgo mayor, ya que los ciberdelincuentes podrían acceder a toda la información que compartimos en dichas cuentas, la cual es muy valiosa.

¿Qué información pueden obtener las aplicaciones zombies? Pueden acceder a datos personales como:

  • Nombre y apellido.
  • Fecha y año de nacimiento.
  • Número de documento de identidad.
  • Dirección de correo electrónico.
  • Foto de perfil si se conectan con cuentas de redes sociales.
  • Domicilio.
  • Pueden visualizar la ubicación desde la que se gestionan los pagos y rastrear cuentas bancarias o tarjetas.
  • Acceder a tu lista de contactos, incluyendo amigos y familiares, para realizar estrategias de fraude y obtener información personal que les permita acceder a tus cuentas.
  • Contraseñas: aunque no es recomendable, muchas veces utilizamos las mismas contraseñas que en otros sitios, lo que representa un riesgo mayor.

¿Cómo puedo eliminar y mantener limpias las aplicaciones y servicios que ya no utilizo? Elimina las aplicaciones desde el menú de configuración y gestión de aplicaciones. Recuerda que simplemente eliminar los accesos directos de la pantalla de tu teléfono o computadora no es suficiente.

Algunas aplicaciones o servicios solo pueden eliminarse una vez que has iniciado sesión. Si no recuerdas las contraseñas de los servicios y aplicaciones a los que estás suscrito, solicita restablecer la contraseña. Una vez recuperada, podrás acceder a las aplicaciones o servicios y eliminarlos o desvincularlos de tus otras cuentas.

Revisa y desconecta las aplicaciones y servicios a los que te has conectado mediante tus cuentas de Facebook, Twitter, Google u otras que no uses o no te interese activar.

Asegúrate de recibir confirmación de que se ha eliminado la cuenta o servicio.

El sistema no permitirá desactivar ni desinstalar las aplicaciones fundamentales para el sistema operativo. No obstante, puedes eliminar o desactivar las aplicaciones preinstaladas en tu teléfono o computadora que no desees utilizar, sin afectar el funcionamiento.

¿Cómo puedo protegerme y tener mayor seguridad en el uso de servicios y aplicaciones digitales? Cierra las cuentas que no utilices regularmente.

Usa contraseñas diferentes para cada aplicación que emplees.

Evita almacenar contraseñas en las bases de datos de navegadores web.

Prefiere las aplicaciones que pueden utilizarse en formato web sin necesidad de descargarlas en tus dispositivos. Esto es más seguro y ahorra espacio en tu teléfono y computadora.

Revisa y controla periódicamente los permisos otorgados a cuentas de terceros desde tu cuenta de correo electrónico principal.

Fuente: https://www.argentina.gob.ar/justicia/convosenlaweb/

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *