5 peligros que corres cuando recibes envíos en tu hogar

Desde que comenzó la cuarentena, muchos negocios han ajustado sus medidas de entrega, pasando de tiendas físicas a operar principalmente en línea, ofreciendo la conveniencia de recibir paquetes en la puerta de tu hogar. Sin embargo, es esencial tomar precauciones para evitar riesgos al recibir envíos en casa. A continuación, te brindamos información clave para asegurar la seguridad en este proceso.

Durante la entrega, es importante recordar que los repartidores han estado trabajando en entornos exteriores, exponiéndose a posibles riesgos para la salud. Además, los servicios de mensajería pueden estar susceptibles a hackeos. La seguridad de tu hogar debe ser una prioridad, y aquí te proporcionamos consejos para prevenir posibles peligros al recibir envíos.

Cinco aspectos a considerar al recibir envíos en tu hogar:

  1. Robos: El riesgo más común al recibir paquetes es el robo. Los ladrones pueden hacerse pasar por repartidores y acceder fácilmente a tu casa. Para evitar esto, verifica que el nombre del repartidor y el número del vehículo coincidan con la información proporcionada por la empresa. Realizar un seguimiento en vivo del envío también puede ser útil.
  2. Estafas: Al abrir la puerta de tu casa, podrías exponerte a situaciones de estafa, donde los supuestos repartidores solicitan dinero extra por diversas razones. Siempre verifica con la empresa si el envío está pagado y mantén la concentración al recibir el paquete para evitar engaños.
  3. Extorsión: Los niños y ancianos son más vulnerables a situaciones de extorsión. Es recomendable que siempre seas tú quien reciba los envíos en tu hogar. Evita que los niños abran la puerta solos y, si es necesario, acompáñalos para demostrar que no están solos en casa.
  4. Contagio de enfermedades: Al interactuar con repartidores, mantiene al menos dos metros de distancia y lávate las manos después de recibir el paquete. Además, desinfecta el interior del paquete con alcohol en aerosol para prevenir posibles contagios.
  5. Situaciones incómodas: A veces, no es necesario un peligro extremo para causar incomodidades. Evita hacer pedidos a domicilio a menos que sea estrictamente necesario para evitar situaciones incómodas que puedan afectar tu día.

Teniendo en cuenta estas precauciones, puedes recibir tus envíos de manera más segura y proteger la tranquilidad en tu hogar.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *